Servicio de perro guía

Perro guía trabajando: detalle del arnés de guíaQué es

El servicio de perro guía es uno de los servicios sociales que la ONCE presta a las personas con discapacidad visual afiliadas a la misma. Se trata de un servicio de autonomía personal que facilita a sus beneficiarios, de forma completamente gratuita, un perro guía adiestrado para mejorar su movilidad, salvando los obstáculos que se encuentran en sus desplazamientos e incrementando así la rapidez y la seguridad de éstos. La diferencia de pasar de moverse con bastón a moverse con un perro guía supone para una persona ciega o con una deficiencia visual grave un salto cualitativo en su movilidad y una sustancial mejora de su autonomía.

qué se necesita

Para que una persona ciega pueda acceder a este servicio y disfrutar de un perro guía como auxiliar de movilidad no basta con ser afiliado a la ONCE. Es necesario, además, que se den ciertos requisitos que garanticen que esa persona va a utilizar adecuadamente el perro guía para la finalidad que éste debe cumplir. Y esto supone, esencialmente, verificar que esa persona necesita efectivamente el perro guía como medio de movilidad (y no como un animal de compañía o de terapia), que sepa desplazarse de forma autónoma con bastón y que cuente con los medios económicos y la aptitud necesaria para asumir el cuidado y la atención del perro. Estas condiciones se evalúan para cada afiliado a la ONCE que solicita el servicio de perro guía mediante los informes de los profesionales que lo reconocen en ese proceso.

El requisito de la movilidad autónoma es especialmente importante, ya que el perro guía evita obstáculos y peligros, pero no elige ni decide la ruta a seguir: es la persona ciega la que debe conocerla y marcar el camino. Y para ello es imprescindible que sepa moverse y orientarse por sí mismo  en ese recorrido. Una persona que se mueva siempre guiada por otra o que no realice apenas desplazamientos por sí sola no necesita un perro guía.

Si eres una persona afiliada a la ONCE y estás pensando en solicitar un perro guía, te recomendamos que leas este folleto  formato PDF(0,70 MB) para informarte de lo que supone tener un perro guía.

dónde se regula

Como es un servicio social que la ONCE presta a sus afiliados, está regulado por normativa interna de esta Organización. Desde aquí puedes acceder a la Circular 14/2014, de 16 de mayo formato Microsoft Word(0,08 MB), y al Oficio-circular 20/2014, de 16 de mayo formato Microsoft Word(0,91 MB), que la desarrolla. Ambas normas detallan las condiciones de concesión y prestación de este servicio. Para los solicitantes de perro guía aceptados antes de esa fecha sigue siendo de aplicación la Circular 8/2007, de 18 de julio formato Microsoft Word(0,47 MB).

Un instructor supervisa a su alumna durante un paseo junto a un kiosko de la ONCEQUÉ INCLUYE

 El servicio de perro guía no se limita a la entrega de un perro guía adiestrado, sino que incluye unas cuantas cosas más. Comienza con el curso de usuario de perro guía, en el que un Instructor imparte la formación teórica y práctica necesaria para aprender a utilizar el perro y consigue que perro y usuario se vinculen para formar un equipo de trabajo que funcione, lo que llamamos unidad. Además, se entrega al usuario el material de manejo adecuado para su perro (asa, arnés, collar, correa, silbato, etc.) y se le garantiza su reposición. También se proporciona al usuario el apoyo y asesoramiento necesario en aspectos técnicos, veterinarios y legales (trámites y registros, defensa de su derecho de acceso al entorno, etc.). Por último, el servicio se completa con la supervisión y control del funcionamiento de la unidad durante su vida útil, asegurando que el perro guía trabaja correctamente y que su usuario lo cuida y utiliza bien.

 qué hace la fundación

La FOPG es la entidad especializada que asume, dentro de la ONCE y su Fundación, la cría, adiestramiento y entrega de los perros guía a aquellos afiliados que lo han solicitado y han sido considerados aptos para recibir este servicio. Se encarga de todo el proceso necesario para conseguir un perro guía perfectamente adiestrado, selecciona al solicitante más adecuado para ser emparejado con él, le imparte el curso de usuario y, si lo supera satisfactoriamente, le cede el uso del perro guía, dándole soporte tras la graduación.

En el caso de los perros guía que se entregan a través de la colaboración de la FOPG con otras escuelas, la Fundación realiza todas las gestiones necesarias para el desplazamiento del grupo de solicitantes, junto con un intérprete, a la escuela concertada, cubre el coste del perro guía y  los gastos derivados del curso.

Además, la FOPG juega un importante papel como asesora e interlocutora de los poderes públicos en la regulación del derecho de acceso con perro guía o perro de asistencia, velando por los intereses del colectivo de usuarios y buscando la máxima garantía y efectividad de ese derecho.

Compartir en: